• Subscribe

2239-1750 / 2239-7457
costa_rica_flag Arquidiócesis de San Jose - Costa Rica

Boletines Parroquiales

Boletín Parroquial 282, 3 de Agosto 2014

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Monición para la primera lectura
C

uántos de nosotros hemos experimentado el vacío que nos dejan las falsas promesas de felicidad que el mundo nos hace? Por eso, dejémonos consolar por el mensaje profético que ahora se nos anuncia.

Lectura del libro del profeta Isaías 55,1-3

Esto dice el Señor:

Todos ustedes, los que tienen sed, vengan por agua; y los que no tienen dinero, vengan, tomen trigo y coman; tomen vino y leche sin pagar.
¿Por qué gastar el dinero en lo que no es pan y el salario, en lo que no alimenta? Escúchenme atentos y comerán bien, saborearán platillos sustanciosos. Préstenme atención, vengan a mí, escúchenme y vivirán. Sellaré con ustedes una alianza perpetua, cumpliré las promesas que hice a David.

Palabra de Dios. Te alabamos Señor

SALMO RESPONSORIAL 144

Monición para el Salmo
S

ólo en Dios el hombre encontrará lo que le satisface plenamente. Al orar junto al saldista, tomemos conciencia de esta verdad cristiana.

R. Abres, Señor, tu mano y nos sacias de favores.

El Señor es compasivo y misericordioso, lento para enojarse y generoso para perdonar. Bueno es el Señor para con todos y su amor se extiende a todas sus creaturas. R.

A ti, Señor, sus ojos vuelven todos y tú los alimentas a su tiempo. Abres, Señor, tus manos generosas y cuantos viven quedan satisfechos. R.

Siempre es justo el Señor en sus designios y están llenas de amor todas sus obras. No está lejos de aquellos que lo buscan; muy cerca está el Señor, de quien lo invoca. R.

SEGUNDA LECTURA

Monición para la segunda lectura
A

l escuchar que Dios puede darnos la felicidad que tanto ansiamos, nos llenamos de gozo. Pero podríamos perturbarnos preguntándonos si somos dignos de tan altos regalos; por eso, dejémonos pacificar por el mensaje de la segunda lectura.

Lectura de la carta del apóstol San Pablo
a los romanos 8, 35. 37-39

Hermanos: ¿Qué cosa podrá apartarnos del amor con que nos ama Cristo? ¿Las tribulaciones? ¿Las angustias? ¿La persecución? ¿El hambre? ¿La desnudez? ¿El peligro? ¿La espada? Ciertamente de todo esto salimos más que victoriosos, gracias a aquel que nos ha amado; pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni el presente ni el futuro, ni los poderes de este mundo, ni lo alto ni lo bajo, ni creatura alguna podrá apartarnos del amor que nos ha manifestado Dios en Cristo Jesús.

Palabra de Dios. Te alabamos Señor

LITURGIA DE LA PALABRA

SANTO EVANGELIO

Monición para el Evangelio
A

nuestros verdaderos amigos los identificamos no por lo que dicen, sino por lo que hacen. Por eso, contemplemos la escena que nos relatará san Mateo, para que en ella redescubramos quién es Jesucristo para cada uno de nosotros.

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 14,13-21

En aquel tiempo, al enterarse Jesús de la muerte de Juan el Bautista, subió a una barca y se dirigió a un lugar apartado y solitario. Al saberlo la gente, lo siguió por tierra desde los pueblos. Cuando Jesús desembarcó, vio aquella muchedumbre, se compadeció de ella y curó a los enfermos.
Como ya se hacía tarde, se acercaron sus discípulos a decirle:

Estamos en despoblado y empieza a oscurecer. Despide a la gente para que vayan a los caseríos y compren algo de comer.

Pero Jesús les replicó:

No hace falta que vayan. Denles ustedes de comer.

Ellos le contestaron:

No tenemos aquí más que cinco panes y dos pescados.

Él les dijo:

Tráiganmelos.

Luego mandó que la gente se sentara sobre el pasto. Tomó los cinco panes y los dos pescados, y mirando al cielo, pronunció una bendición, partió los panes y se los dio a los discípulos para que los distribuyeran a la gente. Todos comieron hasta saciarse, y con los pedazos que habían sobrado, se llenaron doce canastos. Los que comieron eran unos cinco mil hombres, sin contar a las mujeres y a los niños.

Palabra del Señor. R/ Gloria a Ti Señor Jesús

PROFESION DE FE

Creo en un solo DIOS, PADRE todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.
Creo en un solo Señor, JESUCRISTO,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz.
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros los hombres
y por nuestra salvación, bajó del cielo;
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre.
Y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos  y su reino no tendrá fin.
Creo en el ESPÍRITU SANTO,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo,
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.
Creo la iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.

Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.

Amén.

ORACION DE LOS FIELES

Porque sólo en Dios encuentra consuelo pleno nuestro espíritu, pidámosle al Señor que siga cuidándonos en nuestro camino diario, para que podamos llegar a la gloria que Él mismo nos ha prometido.

Condúcenos a la vida plena, Señor.

Para que el comportamiento de los cristianos sea la mejor manera de anunciar el amor de Dios, que llena el corazón del hombre y nunca se acaba.
Oremos.

Para que los líderes políticos y sociales comprendan que el ser humano sólo puede desarrollarse plenamente cuando atiende todas las dimensiones de su vida.
Oremos.

Para que el Señor consolide el testimonio de quienes anuncian el Evangelio, de modo que nunca dejen de comprometerse en la transformación de la sociedad.
Oremos.

Para que quienes enfrentan el sufrimiento encuentren siempre la compañía y el apoyo de sus hermanos, de modo que puedan continuar su lucha cotidiana.
Oremos.

Para que nuestra participación frecuente en la oración eclesial nos ayude a dar testimonio gozoso de los valores cristianos como auténtico camino de realización humana.
Oremos.

Padre lleno de amor y bondad, vuelve tu mirada sobre este pueblo que clama, y concédenos cuanto necesitamos para continuar nuestro camino de fe y mostrarle al mundo que sólo en ti se encuentra el gozo verdadero.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Oración del Padre Pío para después de la Comunión

Has venido a visitarme
Como Padre y como amigo
Jesús, no me dejes solo.
¡Quédate Señor conmigo!

Por el mundo envuelto en sombras
Soy errante peregrino
Dame tu luz y tu gracia
¡Quédate Señor conmigo!

En este precioso instante
Abrazado estoy contigo
Que esta unión nunca me falte
¡Quédate Señor conmigo!

Acompáñame en la vida
Tu presencia necesito
Sin ti desfallezco y caigo
¡Quédate Señor conmigo!

Declinando está la tarde
Voy corriendo como río al
hondo mar de la muerte.
¡Quédate Señor conmigo!

En la pena y en el gozo
Sé mi aliento mientras vivo
Hasta que muera en tus brazos
Quédate Señor conmigo!

fb_profile3

Los Milagros del Padre Pío

  • En el jardín del convento habían varios tipos de árboles; los cipreses, algunos de fruta y algún pino. Sobre todo por las tardes de verano, el Padre Pío disfrutaba del clima, en la sombra, junto con sus amigos, y algún invitado, Una vez cuando el Padre Pío estaba hablando con algunas personas, repentinamente muchísimos pájaros comenzaron a cantar y a hacer ruido a la sombra de los árboles. Los pájaros habían compuesto una sinfonía allí; Mirlos, gorriones, y otras especies. El Padre Pío se molestó por la sinfonía, y mirando a los pájaros les dijo: “silencio ” En ese mismo instante, los pájaros, los grillos y las cigarras se quedaron callados. ¡Las personas que estaban en el jardín, se encontraban profundamente sorprendidas! De hecho el Padre Pío había hablado a los pájaros, al igual que San Francisco.

  • Testimonio de una buena mujer pero algo tímida. Nunca era necesario repetir la misma frase al Padre Pío. Bastaba con pedírselo mentalmente. El esposo de esta buena mujer se encontraba muy enfermo. Ella corre al convento en busca de ayuda. Pero no sabía como localizar al Padre Pío, pues para una confesión, había que esperar hasta 3 días. Así durante la Santa Misa ella estuvo todo el tiempo de pie y caminaba de un lado al otro de la Iglesia. Finalmente decidió decirle su problema, y pidió en ese instante la ayuda del Padre Pío a Nuestra Señora. Así, al final de la Santa Misa, cruzó nuevamente la iglesia para hablar con él… Finalmente ella logró alcanzar el corredor por donde el pasaría. En cuanto el padre Pío la miró, le dijo: “mujer que poca fe, ¿cuándo usted pedirá mi ayuda finalmente? ¿Usted piensa que yo soy sordo? Usted ya me lo ha dicho cinco veces, cuando usted estaba delante de mí, detrás de mí, a mi derecha y a mi izquierda. ¡Yo entendí! ¡Yo entendí! ¡Vaya a su casa! Todo está bien. Cuando llegó a su casa; su esposo estaba completamente sanado.

Si usted desea compartir con nosotros su testimonio de vida, de servicio, de experiencia parroquial, familiar, etc le invitamos a contactarnos:

Correos: svindas@ct.cr, pauroradeheredia@ice.co.cr
Teléfono: 2239-1750 / 8324-0000

Avisos Parroquiales

Santa Eucaristía dedicada a las Madre

Celebración del Día de la Madre

Charla para toda la Familia: “ENCUENTRA BENDICION EN TODO MOMENTO
A cargo de la Sicóloga Kathie López.

Kathie Lopez

Hora Santa dedicada a las Madres y a las Familias
Serenata con el Cantautor Católico Marco Navarro
Marco Navarro

Día: Jueves 14 de Agosto 2014
Hora: A partir de las 6 p.m.
Lugar: La Dirección.

Pastoral Social

Solicita a los Auxiliares de enfermería, médicos de cualquier especialidad, abogados que deseen y tengan a bien diezmar su tiempo a la Pastoral Social para cubrir necesidades de la comunidad. Comunicarse a la oficina Parroquial
Teléfono: 2239-1750
Correo electrónico: ps@parroquiacorpuschristi.com

Leave a Reply

Chat en Vivo de la Parroquia

)
    is typing...

    Complete el formulario para enviarnos un mensaje.

    Enviar Mensaje Cancel