• Subscribe

2239-1750 / 2239-7457
costa_rica_flag Arquidiócesis de San Jose - Costa Rica

Tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia...

Boletín Parroquial 285, 24 de Agosto 2014

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA

Monición para la primera lectura
L

a oración que acabamos de rezar decía que Dios quiere que nuestros corazones hallen la verdadera felicidad. Por esta razón, al hablarnos a través de la primera lectura, nos hará tomar consciencia de que siempre está a nuestro lado para cuidarnos.

Lectura del libro del profeta Isaías 22, 19-23

Esto dice el Señor a Sebná, mayordomo de palacio:

Te echaré de tu puesto y te destituiré de tu cargo. Aquel mismo día llamaré a mi siervo, a Eleacín, el hijo de Elcías; le vestiré tu túnica, le ceñiré tu banda y le traspasaré tus poderes.
Será un padre para los habitantes de Jerusalén y para la casa de Judá. Pondré la llave del palacio de David sobre su hombro. Lo que él abra, nadie lo cerrará; lo que él cierre, nadie lo abrirá. Lo fijaré como un clavo en muro firme y será un trono de gloria para la casa de su padre.

Palabra de Dios. Te alabamos Señor

SALMO RESPONSORIAL 137

Monición para el Salmo
A

l contemplar la obra de salvación que el Señor está realizando en nosotros, reconocemos la ternura con la que trata a sus hijos. Por ello, al orar junto al salmista, bendeciremos su nombre y profundizaremos en su amor.

R. Señor, tu amor perdura eternamente.

De todo corazón te damos gracias, Señor, porque escuchaste nuestros ruegos. Te cantaremos delante de tus ángeles, te adoraremos en tu templo. R.

LITURGIA DE LA PALABRA

Señor, te damos gracias por tu lealtad y por tu amor: siempre que te invocamos, nos oíste y nos llenaste de valor. R.

Se complace el Señor en los humildes y rechaza al engreído. Señor, tu amor perdura eternamente; obra tuya soy, no me abandones. R.

SEGUNDA LECTURA

Monición para la segunda lectura
L

a misericordia de Dios es una realidad maravillosa que de alguna manera escapa siempre a nuestra comprensión. Sin embargo, la reflexión paulina que ahora escucharemos nos permitirá asomarnos a este inmenso amor del Señor.

Lectura de la carta del apóstol San Pablo a los romanos 11,33-36

¡Qué inmensa y rica es la sabiduría y la ciencia de Dios! ¡Qué impenetrables son sus designios e incomprensibles sus caminos! ¿Quién ha conocido jamás el pensamiento del Señor o ha llegado a ser su consejero? ¿Quién ha podido darle algo primero, para que Dios se lo tenga que pagar? En efecto, todo proviene de Dios, todo ha sido hecho por él y todo está orientado hacia él. A él la gloria por los siglos de los siglos.Amén.

Palabra de Dios. Te alabamos Señor

SANTO EVANGELIO

Monición para el Evangelio
A

poyados en la oración colecta, decíamos ya que Dios desea darle plenitud a nuestra vida. Ahora, junto al Evangelio, entendamos de qué manera la Iglesia ha sido llamada a colaborar en este designio salvífico del Señor.

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 16,13-20

En aquel tiempo, cuando llegó Jesús a la región de Cesárea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos:

¿Quién dice la gente que es el Hijo del hombre?

Ellos le respondieron:

Unos dicen que eres Juan el Bautista; otros, que Elías; otros, que Jeremías o alguno de los profetas.

Luego les preguntó:

Y ustedes, ¿quién dicen que soy yo?

Simón Pedro tomó la palabra y le dijo:

Tú eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo.

Jesús le dijo entonces:

¡Dichoso tú, Simón, hijo de Juan, porque esto no te lo ha revelado ningún hombre, sino mi Padre, que está en los cielos! Y yo te digo a ti que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia. Los poderes del infierno no prevalecerán sobre ella. Yo te daré las llaves del Reino de los cielos; todo lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo, y todo lo que desates en la tierra quedará desatado en el cielo.

Y les ordenó a sus discípulos que no dijeran a nadie que él era el Mesías.

Palabra del Señor. R/ Gloria a Ti Señor Jesús

PROFESION DE FE

Creo en un solo DIOS, PADRE todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.
Creo en un solo Señor, JESUCRISTO,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz.
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros los hombres
y por nuestra salvación, bajó del cielo;
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre.
Y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos  y su reino no tendrá fin.
Creo en el ESPÍRITU SANTO,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo,
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.
Creo la iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.

Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.

Amén.

ORACION DE LOS FIELES

La historia nos permite descubrir cómo Dios ha llamado a distintas personas para que guíen a su pueblo por los caminos de la salvación. Hoy somos llamados también nosotros a colaborar en esta obra, elevando nuestras súplicas. Por ello, oremos diciendo:

R. Padre eterno, condúcenos a la plenitud.

Elevemos nuestra oración por los bautizados; y pidamos que seamos luz en medio de tantas oscuridades en las que vive el mundo.
Roguemos al Señor.

Elevemos nuestra oración por los pueblos de la tierra; y pidamos que sean dirigidos por personas cuya principal preocupación sea el bienestar de todos.
Roguemos al Señor.

Elevemos nuestra oración por los que sufren a causa del abandono; y pidamos que encuentren personas que les acojan y den consuelo a sus tristezas.
Roguemos al Señor.

Elevemos nuestra oración por las familias que experimentan el desamor; y pidamos que en el corazón de sus miembros nazcan sentimientos de reconciliación.
Roguemos al Señor.

Elevemos nuestra oración por los que participamos en esta celebración; y pidamos la gracia de acompañarnos unos a otros hacia la salvación que el Señor nos ofrece.
Roguemos al Señor.

Fuente de donde mana toda gracia, Tú has querido que la Iglesia sea colaboradora en tu designio de salvación; escucha con misericordia esta plegaria que hemos elevado y transforma nuestra vida en un constante servicio a Ti

Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Oración del Padre Pío para después de la Comunión

Has venido a visitarme
Como Padre y como amigo
Jesús, no me dejes solo.
¡Quédate Señor conmigo!

Por el mundo envuelto en sombras
Soy errante peregrino
Dame tu luz y tu gracia
¡Quédate Señor conmigo!

En este precioso instante
Abrazado estoy contigo
Que esta unión nunca me falte
¡Quédate Señor conmigo!

Acompáñame en la vida
Tu presencia necesito
Sin ti desfallezco y caigo
¡Quédate Señor conmigo!

Declinando está la tarde
Voy corriendo como río al
hondo mar de la muerte.
¡Quédate Señor conmigo!

En la pena y en el gozo
Sé mi aliento mientras vivo
Hasta que muera en tus brazos
Quédate Señor conmigo!

fb_profile3

Anécdotas del Santo Padre Pío

Debajo del colchón

Una señora sufría de tan terribles jaquecas que decidió poner una foto del Padre Pío debajo de su almohada con la esperanza de que el dolor desaparecería. Después de varias semanas el dolor de cabeza persistía y entonces su temperamento italiano la hizo exclamar fuera de sí: -“Pues mira Padre Pío, como no has querido quitarme la jaqueca te pondré debajo del colchón como castigo”. Dicho y hecho. Enfadada puso la fotografía del padre debajo de su colchón.

A los pocos meses fue a San Giovanni Rotondo a confesarse con el padre. Apenas se arrodilló frente al confesionario, el padre la miró fijamente y cerró la puertecilla del confesionario con un soberano golpe. La señora quedó petrificada pues no esperaba semejante reacción y no pudo articular palabra. A los pocos minutos se abrió nuevamente la puertecilla del confesionario y el padre le dijo sonriente: “No te gustó ¿verdad? ¡Pues a mí tampoco me gustó que me pusieras debajo del colchón!”.

¡Por dos higos!

Una señora devota del Padre Pío comió un día un par de higos de más. Asaltada por los escrúpulos, pues le parecía que había cometido un pecado de gula, prometió que iría en cuánto pudiera a confesarse con el Padre Pío. Al tiempo se dirigió a San Giovanni Rotondo y al final de la confesión le dijo al padre muy preocupada: “Padre, tengo la sensación de que me estoy olvidando de algún pecado, quizá sea algo grave”. El Padre le dijo: “No se preocupe más. No vale la pena. ¡Por dos higos!”.

Si usted desea compartir con nosotros su testimonio de vida, de servicio, de experiencia parroquial, familiar, etc le invitamos a contactarnos:

Correos: svindas@ct.cr, vida@parroquiacorpuschristi.com
Teléfono: 2239-1750 / 8324-0000

Para leer la Biblia

Seleccionar un tiempo fijo para leer

Para mantener un hábito, es bueno tener un tiempo fijo para leer la Palabra de Dios. Un tiempo excelente para leer es en la mañana antes de que comience todo el ajetreo y bullicio del día. Otro buen tiempo del día para leer la Palabra de Dios también puede ser a la hora de almorzar o antes de dormir. Tener un tiempo programado nos ayuda a recordar que debemos leer de forma regular y de esta manera formará parte de nuestra rutina diaria.

Lecturas de la Semana

Lunes 25 de Agosto
Tesalonicenses 1, 1-5.11-12
Salmo 95
San Mateo 23, 13-22

Jueves 28 de Agosto
I Corintios 1, 1-9
Salmo 144
San Mateo 24, 42-51

Martes 26 de Agosto
Tesalonicenses 2, 1-3.14-17
Salmo 95
San Mateo 23, 23-26

Viernes 29 de Agosto
I Corintios 1, 17-25
Salmo 32
San Marcos 6, 17-29

Miércoles 27 de Agosto
Tesalonicenses 3, 6-10.16-18
Salmo 127
San Mateo 23, 27-32

Sábado 30 de Agosto
I Corintios 1, 26-31
Salmo 32
San Mateo 25, 14-30

Ir a las Lecturas

Avisos Parroquiales

La Librería comunica

La librería comunica que están a la venta los libros de La misa de cada día.

Pastoral Social

La Pastoral Social solicita un siquiatra y un (a) trabajador social que puedan diezmar su tiempo.
Comunicarse a la oficina Parroquial
Teléfono: 2239-1750
Correo electrónico: ps@parroquiacorpuschristi.com

Leave a Reply

Chat en Vivo de la Parroquia

)
    is typing...

    Complete el formulario para enviarnos un mensaje.

    Enviar Mensaje Cancel