• Subscribe

2239-1750 / 2239-7457
costa_rica_flag Arquidiócesis de San Jose - Costa Rica

Dios ha visitado a su pueblo!

Boletín Parroquial 295, 2 de Noviembre

LITURGIA DE LA PALABRA

Primera Lectura

Monición para la primera lectura
L

a muerte es una realidad que nos perturba y nos desconcierta; a la cual sólo le podremos hallar sentido a la luz de la fe. Por tanto, dejemos que la primera lectura nos ayude a descubrir que el sepulcro no es el final de la historia.

Lectura del libro del profeta Daniel 12,1-3

En aquel tiempo, se levantará Miguel, el gran príncipe que defiende a tu pueblo. Será aquél un tiempo de angustia, como no lo hubo desde el principio del mundo. Entonces se salvará tu pueblo; todos aquellos que están escritos en el libro. Muchos de los que duermen en el polvo, despertarán: unos para la vida eterna, otros para el eterno castigo. Los guías sabios brillarán como el esplendor del firmamento, y los que enseñan a muchos la justicia, resplandecerán como estrellas por toda la eternidad.

Palabra de Dios. Te alabamos Señor

Salmo Responsorial 26

Monición para el Salmo
A

unque el fin de nuestra existencia nos llene de ansiedad, el Señor nos recuerda que la muerte es sólo un paso. Por esta razón, con el salmista, manifestemos nuestra confianza en la obra de redención que el Señor realiza en nosotros.

R. El Señor es mi luz y mi salvación.

LITURGIA DE LA PALABRA

El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién voy a tenerle miedo? El Señor es la defensa de mi vida, ¿quién podrá hacerme temblar? R.

Lo único que pido, lo único que busco es vivir en la casa del Señor toda mi vida, para disfrutar las bondades del Señor y estar continuamente en su presencia. R.

Oye, Señor, mi voz y mis clamores y tenme compasión. Te estoy buscando, Señor; no rechaces con cólera a tu siervo. R.

La bondad del Señor espero ver en esta misma vida. Ármate de valor y fortaleza y en el Señor confía. R.

Segunda Lectura

Monición para la segunda lectura
C

uando enfrentamos la muerte de un ser querido, nos duele pensar que no le volveremos a ver. Sin embargo, con el apóstol Pablo, descubramos que nuestra existencia no termina con la muerte

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios 15,20-24. 25-28

Hermanos:

Cristo resucitó, y resucitó como la primicia de todos los muertos. Porque si por un hombre vino la muerte, también por un hombre vendrá la resurrección de los muertos.
En efecto, así como en Adán todos mueren, así en Cristo todos volverán a la vida; pero cada uno en su orden: primero Cristo, como primicia; después, a la hora de su advenimiento, los que son de Cristo.

Enseguida será la consumación, cuando Cristo entregue el Reino a su Padre. Porque él tiene que reinar hasta que el Padre ponga bajo sus pies a todos sus enemigos. El último de los enemigos en ser aniquilado, será la muerte. Es claro que cuando la Escritura dice: Todo lo sometió el Padre a los pies de Cristo, no incluye a Dios, que es quien le sometió a Cristo todas las cosas.

Al final, cuando todo se le haya sometido, Cristo mismo se someterá al Padre, y así Dios será todo en todas las cosas.

Palabra de Dios. Te alabamos Señor

Santo Evangelio

Monición para el Evangelio
“L

a debilidad humana más grande que debe experimentar el hombre es la muerte. Pero, no nos desanimemos, pues el Señor hoy nos recordará que aun de la circunstancia más dolorosa Él hace florecer la salvación.

Lectura del santo Evangelio según san Lucas 7,11-17

En aquel tiempo, se dirigía Jesús a una población llamada Naím, acompañado de sus discípulos y de mucha gente. Al llegar a la entrada de la población, se encontró con que sacaban a enterrar a un muerto, hijo único de una viuda a la que acompañaba una gran muchedumbre. Cuando el Señor la vio, se compadeció de ella y le dijo:

No llores.

Acercándose al ataúd, lo tocó y los que lo llevaban se detuvieron. Entonces Jesús dijo:

Joven, yo te lo mando: Levántate.

Inmediatamente el que había muerto se levantó y comenzó a hablar. Jesús se lo entregó a su madre. Al ver esto, todos se llenaron de temor y comenzaron a glorificar a Dios, diciendo:

Un gran profeta ha surgido entre nosotros. Dios ha visitado a su pueblo.

La noticia de este hecho se divulgó por toda Judea y por las regiones circunvecinas.

Palabra del Señor. R/ Gloria a Ti Señor Jesús

Profesión de Fe

Creo en un solo DIOS, PADRE todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.
Creo en un solo Señor, JESUCRISTO,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz.
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros los hombres
y por nuestra salvación, bajó del cielo;
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre.
Y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos  y su reino no tendrá fin.
Creo en el ESPÍRITU SANTO,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo,
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.
Creo la iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.

Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.

Amén.

Oración de los Fieles

La muerte es una realidad que el Señor transforma en camino de salvación. Sin embargo, es necesario que cada uno de nosotros se abra a la acción de la gracia y permita que Dios tome la dirección de su vida. Por ello, presentemos al Padre nuestras carencias y pidámosle que sea Él quien guíe nuestro caminar. Oremos diciendo:

R. Condúcenos a la vida eterna, Señor.

Por la Iglesia que peregrina en esta tierra; para que la esperanza en la resurrección nos dé la fuerza para recorrer el camino que Dios nos propone. Roguemos al Señor.

Por todos los pueblos; para que las semillas del Evangelio que se han esparcido en medio del mundo hagan que todos los hombres descubran el proyecto de salvación que Dios desea realizar en la humanidad. Roguemos al Señor.

Por todos aquellos que perdieron las ganas de vivir; para que el anuncio de una vida feliz más allá de la muerte les reanime a seguir luchando por alcanzar los ideales del Reino. Roguemos al Señor.

Por los que se dedican a la enseñanza; para que miren el ejemplo de tantos fieles difuntos que supieron hacer de la educación un espacio para que los estudiantes busquen los bienes que trascienden. Roguemos al Señor.

Por los que han partido a la Jerusalén del Cielo; para que tenga misericordia de ellos y les abra las puertas del triunfo, de manera que para nosotros sean un testimonio que nos prepare a ese encuentro cara a cara con Dios. Roguemos al Señor.

Juez de vivos y muertos, cuyo amor alcanza a todos aquellos que buscan tu salvación; muéstrate propicio con este pueblo que avanza hacia la Patria eterna, e impúlsanos en nuestro caminar para llegar a encontrarnos con todos aquellos que ya gozan de la herencia celestial.

Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Oración del Padre Pío para después de la Comunión

Has venido a visitarme
Como Padre y como amigo
Jesús, no me dejes solo.
¡Quédate Señor conmigo!

Por el mundo envuelto en sombras
Soy errante peregrino
Dame tu luz y tu gracia
¡Quédate Señor conmigo!

En este precioso instante
Abrazado estoy contigo
Que esta unión nunca me falte
¡Quédate Señor conmigo!

Acompáñame en la vida
Tu presencia necesito
Sin ti desfallezco y caigo
¡Quédate Señor conmigo!

Declinando está la tarde
Voy corriendo como río al
hondo mar de la muerte.
¡Quédate Señor conmigo!

En la pena y en el gozo
Sé mi aliento mientras vivo
Hasta que muera en tus brazos
Quédate Señor conmigo!

fb_profile3

Amor del Padre Pío por San Pío X y Pío XII

Una vez Padre Pío dijo a un sacerdote que iba para Roma: “Dile a su Santidad (Pío XII) que con gusto ofrezco mi vida por él”. Cuando murió Pío XII el Padre Pío también lloraba desconsoladamente. Al día siguiente de la muerte no lloraba más y entonces le preguntaron: “Padre, ¿ya no llora por el Papa?” “No”, contestó el padre, “pues Cristo ya me lo ha mostrado en Su gloria”.

Oración de San Agustín por las Almas

“Dulcísimo Jesús mío, que para redimir al mundo quisisteis nacer, ser circuncidado, desechado de los judíos, entregado con el beso de Judas, atado con cordeles, llevado al suplicio, como inocente cordero; presentado ante Anás, Caifás, Pilato y Herodes; escupido y acusado con falsos testigos; abofeteado, cargado de oprobios, desgarrado con azotes, coronado de espinas, golpeado con la caña, cubierto el Rostro con una púrpura por burla; desnudado afrentosamente, clavado en la Cruz y levantado en ella, puesto entre ladrones, como uno de ellos, dándoos a beber hiel y vinagres y herido el costado con la lanza. Librad, Señor, por tantos y tan acerbísimos dolores como habéis padecido por nosotros, a las almas del Purgatorio de las penas en que están; llevadlas a descansar a vuestra santísima Gloria, y salvadnos, por los méritos de vuestra sagrada Pasión y por vuestra muerte de Cruz, de las penas del infierno para que seamos dignos de entrar en la posesión de aquel Reino, adonde llevasteis al buen ladrón, que fue crucificado con Vos, que vivís y reináis con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos”.
Amén. (San Agustín, Confesiones.)

Lecturas de la Semana

Lunes 3 Nov. 2014
Filipenses 2, 1-4
Salmo 130
San Lucas 14,12-14

Jueves 6 Nov. 2014
Filipenses 3, 3-8
Salmo 104
San Lucas 15, 1-10

Martes 4 Nov. 2014
Filipenses 2,5-11
Salmo 21
San Lucas 14, 15-24

Viernes 7 Nov. 2014
Filipenses 3, 17-4,1
Salmo 121
San Lucas 16, 1-8

Miércoles 5 Nov. 2014
Filipenses 2,12-18
Salmo 26
San Lucas 14, 25-33

Sábado 8 Nov. 2014
Filipenses 4, 10-19
Salmo 111
San Lucas 16, 9-15

Avisos Parroquiales

Sesión de información para asistente de recursos humanos

Día: Miércoles 19 de Noviembre 2014.
Hora: 02:00 p.m.

Requisitos:

  1. 15 años cumplidos.
  2. Presentar original y copia de cédula, para extranjeros residencia vigente.
  3. Original de quinto año aprobado o bachillerato en educación secundaria.

Sesión de información para curso de computación

Día: Jueves 27 de Noviembre 2014.
Hora: 08:30 a.m.

Requisitos:

  1. 15 años cumplidos.
  2. Presentar original y copia de cédula, para extranjeros residencia vigente.
  3. Original de quinto año aprobado o bachillerato en educación secundaria.

Eucaristía en el Condominio Jenny

Reunión de Encuentro de pequeñas comunidades y agentes de pastoral.

Vigila de los Discípulos de Jesús

Se les recuerda a todos los hermanos…

Se les recuerda a todos los hermanos que llevaron colilla con información de niño, para regalo de navidad, que deben traerlo a más tarde el 15 de Noviembre 2014.
Si alguna otra persona desea ayudar a esta noble causa, favor comunicarse con la oficina Pastoral 2239-7457

A todos aquellos hermanos que gusten en colaborar con galletas y confites (Paquetes) para la fiesta de los niños, comunicarse con Oficina Pastoral 2239-7457

Conmemoración de todos los Fieles Difuntos

La tradición de rezar por los muertos se remonta a los primeros tiempos del cristianismo, en donde ya se honraba su recuerdo y se ofrecían oraciones y sacrificios por ellos.

Cuando una persona muere ya no es capaz de hacer nada para ganar el cielo; sin embargo, los vivos sí podemos ofrecer nuestras obras para que el difunto alcance la salvación.

Con las buenas obras y la oración se puede ayudar a los seres queridos a conseguir el perdón y la purificación de sus pecados para poder participar de la gloria de Dios.

A estas oraciones se les llama sufragios. El mejor sufragio es ofrecer la Santa Misa por los difuntos.

Debido a las numerosas actividades de la vida diaria, las personas muchas veces no tienen tiempo ni de atender a los que viven con ellos, y es muy fácil que se olviden de lo provechoso que puede ser la oración por los fieles difuntos. Debido a esto, la Iglesia ha querido instituir un día, el 2 de noviembre, que se dedique especialmente a la oración por aquellas almas que han dejado la tierra y aún no llegan al cielo.

La Iglesia recomienda la oración en favor de los difuntos y también las limosnas, las indulgencias y las obras de penitencia para ayudarlos a hacer más corto el periodo de purificación y puedan llegar a ver a Dios. “No dudemos, pues, en socorrer a los que han partido y en ofrecer nuestras plegarias por ellos”.

Nuestra oración por los muertos puede no solamente ayudarles, sino también hacer eficaz su intercesión a nuestro favor. Los que ya están en el cielo interceden por los que están en la tierra para que tengan la gracia de ser fieles a Dios y alcanzar la vida eterna.

Para aumentar las ventajas de esta fiesta litúrgica, la Iglesia ha establecido que si nos confesamos, comulgamos y rezamos el Credo por las intenciones del Papa entre el 1 y el 8 de noviembre, “podemos ayudarles obteniendo para ellos indulgencias, de manera que se vean libres de las penas temporales debidas por sus pecados”. (CEC 1479)

Leave a Reply

Chat en Vivo de la Parroquia

)
    is typing...

    Complete el formulario para enviarnos un mensaje.

    Enviar Mensaje Cancel