• Subscribe

2239-1750 / 2239-7457
costa_rica_flag Arquidiócesis de San Jose - Costa Rica

Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo.

Boletín Parroquial 298, 23 de Noviembre

LITURGIA DE LA PALABRA

Primera Lectura

Monición para la primera lectura
Q

uién de nosotros no desea sentirse protegido y fuerte al enfrentar las tensiones y problemas cotidianos? Recibamos, por tanto, con profundo gozo el anuncio profético que viene a responder a nuestros anhelos más profundos.

Lectura del libro del profeta Ezequiel 34,11-12.15-17

Esto dice el Señor Dios:

Yo mismo iré a buscar a mis ovejas y velaré por ellas. Así como un pastor vela por su rebaño cuando las ovejas se encuentran dispersas, así velaré yo por mis ovejas e iré por ellas a todos los lugares por donde se dispersaron un día de niebla v oscuridad. Yo mismo apacentaré a mis ovejas, yo mismo las haré reposar, dice el Señor Dios. Buscaré a la oveja perdida y haré volver a la descarriada; curaré a la herida, robusteceré a la débil, y a la que está gorda y fuerte, la cuidaré. Yo las apacentaré con justicia.
En cuanto a ti, rebaño mío, he aquí que yo voy a juzgar entre oveja y oveja, entre carneros y machos cabríos.

Palabra de Dios. Te alabamos Señor

Salmo Responsorial 22

Monición para el Salmo
M

ientras oramos con el salmista, depositemos confiadamente nuestra vida en manos del Señor; porque El es el buen Pastor que nos protege en todo momento.

R. El Señor es mi pastor, nada me faltará.

LITURGIA DE LA PALABRA

El Señor es mi pastor, nada me falta; en verdes praderas me hace reposar y hacia fuentes tranquilas me conduce para reparar mis fuerzas. R.

Tú mismo me preparas la mesa, a despecho de mis adversarios; me unges la cabeza con perfume y llenas mi copa hasta los bordes. R.

Tu bondad y tu misericordia me acompañarán todos los días de mi vida; y viviré en la casa del Señor por años sin término. R.

Segunda Lectura

Monición para la segunda lectura
E

s hermoso saberse protegido por el Señor. Pero es todavía mejor cuando descubrimos que para nosotros, que reconocemos a Jesucristo como Rey, esos males que nos acechan pueden desaparecer de manera definitiva.

Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los corintios 15,20-26.28

Hermanos:

Cristo resucitó, y resucitó como la primicia de todos los muertos. Porque si por un hombre vino la muerte, también por un hombre vendrá la resurrección de los muertos.
En efecto, así como en Adán todos mueren, así en Cristo todos volverán a la vida; pero cada uno en su orden: primero Cristo, como primicia; después, a la hora de su advenimiento, los que son de Cristo.
Enseguida será la consumación, cuando, después de haber aniquilado todos los poderes del mal, Cristo entregue el Reino a su Padre. Porque él tiene que reinar hasta que el Padre ponga bajo sus pies a todos sus enemigos. El último de los enemigos en ser aniquilado, será la muerte. Al final, cuando todo se le haya sometido, Cristo mismo se someterá al Padre, y así Dios será todo en todas las cosas

Palabra de Dios. Te alabamos Señor

Santo Evangelio

Monición para el Evangelio
L

as lecturas que ya escuchamos nos hablaron de las bendiciones maravillosas que Dios tiene reservadas para nosotros. Si de verdad queremos recibir esas gracias, hagamos nuestra la enseñanza del Evangelio, para así adherir nuestra vida al Señor.

Lectura del santo Evangelio según san Mateo 25, 31-46

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos:

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos:
“Cuando venga el Hijo del hombre, rodeado de su gloria, acompañado de todos sus ángeles, se sentará en su trono de gloria. Entonces serán congregadas ante él todas las naciones, y él apartará a los unos de los otros, como aparta el pastor a las ovejas de los cabritos, y pondrá a las ovejas a su derecha y a los cabritos a su izquierda.

Entonces dirá el rey a los de su derecha: ‘Vengan, benditos de mi Padre; tomen posesión del Reino preparado para ustedes desde la creación del mundo; porque estuve hambriento y me dieron de comer, sediento y me dieron de beber, era forastero y me hospedaron, estuve desnudo y me vistieron, enfermo y me visitaron, encarcelado y fueron a verme’. Los justos le contestarán entonces: ‘Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, sediento y te dimos de beber? ¿Cuándo te vimos de forastero y te hospedamos, o desnudo y te vestimos? ¿Cuándo te vimos enfermo o encarcelado y te fuimos a ver?’ Y el rey les dirá: ‘Yo les aseguro que, cuando lo hicieron con el más insignificante de mis hermanos, conmigo lo hicieron’.

Entonces dirá también a los de la izquierda: ‘Apártense de mí, malditos; vayan al fuego eterno, preparado para el diablo y sus ángeles; porque estuve hambriento y no me dieron de comer, sediento y no me dieron de beber, era forastero y no me hospedaron, estuve desnudo y no me vistieron, enfermo y encarcelado y no me visitaron’.

Entonces ellos le responderán: ‘Señor, ¿cuándo te vimos hambriento o sediento, de forastero o desnudo, enfermo o encarcelado y no te asistimos?’ Y él les replicará: ‘Yo les aseguro que, cuando no lo hicieron con uno de aquellos más insignificantes, tampoco lo hicieron conmigo’. Entonces irán éstos al castigo eterno y los justos a la vida eterna.

Palabra del Señor. R/ Gloria a Ti Señor Jesús

Profesión de Fe

Creo en un solo DIOS, PADRE todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.
Creo en un solo Señor, JESUCRISTO,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz.
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros los hombres
y por nuestra salvación, bajó del cielo;
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre.
Y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos  y su reino no tendrá fin.
Creo en el ESPÍRITU SANTO,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo,
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.
Creo la iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.

Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.

Amén.

Oración de los Fieles

El Padre celestial ha establecido a su Hijo como Rey de todo el universo, para que Él nos conduzca a la vida plena. Por eso, presentemos nuestra plegaria por la mediación del soberano que ha venido a salvarnos.

R. Que tu Hijo reine entre nosotros, Señor.

Para que el testimonio de los bautizados haga que la luz del Evangelio ilumine al mundo. Oremos.

Para que el Papa, los Obispos y los sacerdotes manifiesten siempre la solicitud amorosa de Dios. Oremos.

Para que las naciones distribuyan sus riquezas de manera cada vez más equitativa.
Oremos.

Para que los enfermos y atribulados encuentren consuelo oportuno y eficaz en sus hermanos. Oremos.

Para que la oscuridad del pecado y la ignorancia se disipen y no dominen la vida de ninguna persona. Oremos.

Para que los miembros de esta comunidad nos demos la mano y nos ayudemos a caminar unos al lado de los otros. Oremos.

Padre bondadoso, escucha las súplica que te presentamos y compadécete de nuestra fragilidad; pues sólo con tu ayuda podremos entrar en la plena posesión del Reino que ha inaugurado para nosotros tu Hijo Jesucristo, el soberano del universo. Que contigo vive y reina por los siglos de los siglos.

Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Oración del Padre Pío para después de la Comunión

Has venido a visitarme
Como Padre y como amigo
Jesús, no me dejes solo.
¡Quédate Señor conmigo!

Por el mundo envuelto en sombras
Soy errante peregrino
Dame tu luz y tu gracia
¡Quédate Señor conmigo!

En este precioso instante
Abrazado estoy contigo
Que esta unión nunca me falte
¡Quédate Señor conmigo!

Acompáñame en la vida
Tu presencia necesito
Sin ti desfallezco y caigo
¡Quédate Señor conmigo!

Declinando está la tarde
Voy corriendo como río al
hondo mar de la muerte.
¡Quédate Señor conmigo!

En la pena y en el gozo
Sé mi aliento mientras vivo
Hasta que muera en tus brazos
Quédate Señor conmigo!

fb_profile3

Celebración Cristo, Rey del Universo

La celebración de la Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo, Rey del Universo, cierra el Año Litúrgico en el que se ha meditado sobre todo el misterio de su vida, su predicación y el anuncio del Reino de Dios. Durante el anuncio del Reino, Jesús nos muestra lo que éste significa para nosotros como Salvación, Revelación y Reconciliación ante la mentira mortal del pecado que existe en el mundo.
Jesús responde a Pilatos cuando le pregunta si en verdad Él es el Rey de los judíos: “Mi Reino no es de este mundo. Si mi Reino fuese de este mundo mi gente habría combatido para que no fuese entregado a los judíos; pero mi Reino no es de aquí” (Jn 18, 36). Jesús no es el Rey de un mundo de miedo, mentira y pecado, Él es el Rey del Reino de Dios que trae y al que nos conduce. Cristo Rey anuncia la Verdad y esa Verdad es la luz que ilumina el camino amoroso que Él ha trazado, con su Vía Crucis, hacia el Reino de Dios. “Si, como dices, soy Rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz.”(Jn 18, 37) Jesús nos revela su misión reconciliadora de anunciar la verdad ante el engaño del pecado. Así como el demonio tentó a Eva con engaños y mentiras para que fuera desterrada, ahora Dios mismo se hace hombre y devuelve a la humanidad la posibilidad de regresar al Reino, cuando cual cordero se sacrifica amorosamente en la cruz.
Esta fiesta celebra a Cristo como el Rey bondadoso y sencillo que como pastor guía a su Iglesia peregrina hacia el Reino Celestial y le otorga la comunión con este Reino para que pueda transformar el mundo en el cual peregrina. La posibilidad de alcanzar el Reino de Dios fue establecida por Jesucristo, al dejarnos el Espíritu Santo que nos concede las gracias necesarias para lograr la Santidad y transformar el mundo en el amor. Ésa es la misión que le dejo Jesús a la Iglesia al establecer su Reino. Se puede pensar que solo se llegará al Reino de Dios luego de pasar por la muerte pero la verdad es que el Reino ya está instalado en el mundo a través de la Iglesia que peregrina al Reino Celestial. Justamente con la obra de Jesucristo, las dos realidades de la Iglesia -peregrina y celestial- se enlazan de manera definitiva, y así se fortalece el peregrinaje con la oración de los peregrinos y la gracia que reciben por medio de los sacramentos.

…Cristo Rey

“Todo el que es de la verdad escucha mi voz.”(Jn 18, 37) Todos los que se encuentran con el Señor, escuchan su llamado a la Santidad y emprenden ese camino se convierten en miembros del Reino de Dios.

“Por ellos ruego; no ruego por el mundo, sino por los que tu me has dado, porque son tuyos; y todo lo mío es tuyo y todo lo tuyo es mío; y yo he sido glorificado en ellos. Yo ya no estoy en el mundo, pero ellos si están en el mundo, y yo voy a ti.
Padre santo, cuida en tu nombre a los que me has dado, para que sean uno como nosotros. …No te pido que los retires del mundo, sino que los guarde del Maligno. Ellos no son del mundo, como yo no soy del mundo. Santifícalos en la verdad: tu palabra es verdad.” (Jn 17, 9-11.15-17)
Ésta es la oración que recita Jesús antes de ser entregado y manifiesta su deseo de que el Padre nos guarde y proteja. En esta oración llena de amor hacia nosotros, Jesús pide al Padre para que lleguemos a la vida divina por la cual se ha sacrificado: “Padre santo, cuida en tu nombre a los que me has dado, para que sean uno como nosotros.” Y pide que a pesar de estar en el mundo vivamos bajo la luz de la verdad de la Palabra de Dios.
Así Jesucristo es el Rey y el Pastor del Reino de Dios, que sacándonos de las tinieblas, nos guía y cuida en nuestro camino hacia la comunión plena con Dios Amor.

Aciprensa

Lecturas de la Semana

Lunes 24 Nov. 2014
Apocalipsis 14, 1-3.4-5
Salmo 23
San Lucas 21, 1-4

Jueves 27 Nov. 2014
Apocalipsis 18, 1-2.21-23.19,1-3.9
Salmo 99
San Lucas 21, 20-28

Martes 25 Nov. 2014
Apocalipsis 14, 14-19
Salmo 95
San Lucas 21, 5-11

Viernes 28 Nov. 2014
Apocalipsis 20, 1-4.11-21,2
Salmo 83
San Lucas 21, 29-33

Miércoles 26 Nov. 2014
Apocalipsis 15, 2-4
Salmo 97
San Lucas 21, 12-19
Sábado 29 Nov. 2014
Apocalipsis 22, 1-7
Salmo 94
San Lucas 21, 34-36

Avisos Parroquiales

Sesión de información para asistente de recursos humanos

Día: Miércoles 19 de Noviembre 2014.
Hora: 02:00 p.m.

Requisitos:

  1. 15 años cumplidos.
  2. Presentar original y copia de cédula, para extranjeros residencia vigente.
  3. Original de quinto año aprobado o bachillerato en educación secundaria.

Sesión de información para curso de computación

Día: Jueves 27 de Noviembre 2014.
Hora: 08:30 a.m.

Requisitos:

  1. 15 años cumplidos.
  2. Presentar original y copia de cédula, para extranjeros residencia vigente.
  3. Original de quinto año aprobado o bachillerato en educación secundaria.

Fiesta de los Niños

Se les recuerda a todos los hermanos que llevaron colilla con información de niño, para regalo de navidad, que deben traerlo a más tarde el 15 de Noviembre 2014.
Si alguna otra persona desea ayudar a esta noble causa, favor comunicarse con la oficina Pastoral 2239-7457

A todos aquellos hermanos que gusten en colaborar con galletas y confites (Paquetes) para la fiesta de los niños, comunicarse con Oficina Pastoral 2239-7457

Pastoral Social Solicita

Pastoral Social solicita a todos aquellos hermanos que tenga transporte de vehículos tipo bus, micro bus, buseta etc., y que deseen brindar el transporte de los niños a la fiesta para el 6 de Diciembre, favor comunicarse con la oficina Pastoral 2239-7457 Ext. 110

Próximos Eventos

Leave a Reply

Chat en Vivo de la Parroquia

)
    is typing...

    Complete el formulario para enviarnos un mensaje.

    Enviar Mensaje Cancel