• Subscribe

2239-1750 / 2239-7457
costa_rica_flag Arquidiócesis de San Jose - Costa Rica

"Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya está cerca. Arrepiéntanse y crean en el Evangelio."

Boletín Parroquial 311, 22 de Febrero 2015

Primera Lectura

Monición para la primera lectura
A

l ver nuestra historia y los sucesos del mundo, podríamos tener la impresión de que el mal terminará derrotando al bien. De hecho, esa misma idea pudo estar presente en tiempos de Noé. Pero escuchemos cómo Dios cambió las cosas.

Lectura del libro del Génesis 9,8-15

En aquellos días, dijo Dios a Noé y a sus hijos:

Ahora establezco una alianza con ustedes y con sus descendientes, con todos los animales que los acompañaron, aves, ganados y fieras, con todos los que salieron del arca, con todo ser viviente sobre la tierra. Esta es la alianza que establezco con ustedes: No volveré a exterminar la vida con el diluvio ni habrá otro diluvio que destruya la tierra.

Y añadió:

Esta es la señal de la alianza perpetua que yo establezco con ustedes y con todo ser viviente que esté con ustedes. Pondré mi arco iris en el cielo como señal de mi alianza con la tierra, y cuando yo cubra de nubes la tierra, aparecerá el arco iris y me acordaré de mi alianza con ustedes y con todo ser viviente. No volverán las aguas del diluvio a destruir la vida.

Palabra de Dios. Te alabamos Señor.

Salmo Responsorial 24

Monición para el Salmo
A

l igual que Noé, nosotros también deseamos que el mal desaparezca y así podamos vivir en verdadera paz. Por eso, nos unimos a la plegaria del salmista, pidiéndole al Señor que nos conduzca por el sendero del bien.

R. Descúbrenos, Señor, tus caminos.

Liturgia de la palabra

Descúbrenos, Señor, tus caminos, guíanos con la verdad de tu doctrina. Tú eres nuestro Dios y salvador y tenemos en ti nuestra esperanza. R.

Acuérdate, Señor, que son eternos tu amor y tu ternura. Según ese amor y esa ternura, acuérdate de nosotros. R.

Porque el Señor es recto y bondadoso, indica a los pecadores el sendero, guía por la senda recta a los humildes y descubre a los pobres sus caminos. R.

Segunda Lectura

Monición para la segunda lectura
S

ería hermoso vernos completamente libres del mal, como en tiempos del diluvio. Pero al pensarlo, siempre creemos que eso nunca llegará. Por eso, el Apóstol nos mostrará que nosotros vivimos algo semejante e incluso mayor que lo vivido por Noé.

Lectura de la primera carta del apóstol
San Pedro 3,18-22

Hermanos:

Cristo murió, una sola vez y para siempre, por los pecados de los hombres; él, el justo, por nosotros, los injustos, para llevarnos a Dios; murió en su cuerpo y resucitó glorificado. En esta ocasión, fue a proclamar su mensaje a los espíritus encarcelados, que habían sido rebeldes en los tiempos de Noé, cuando la paciencia de Dios aguardaba, mientras se construía el arca, en la que unos pocos, ocho personas, se salvaron flotando sobre el agua.

Aquella agua era figura del bautismo, que ahora los salva a ustedes y que no consiste en quitar la inmundicia corporal, sino en el compromiso de vivir con una buena conciencia ante Dios, por la resurrección de Cristo Jesús, Señor nuestro, que subió al cielo y está a la derecha de Dios, a quien están sometidos los ángeles, las potestades y las virtudes.

Palabra de Dios. Te alabamos Señor.

Santo Evangelio

Monición para el Evangelio
P

ara disponernos a la escucha del Evangelio, simplemente recordemos lo que dice san Agustín: lo importante no es que Cristo haya sido tentado como nosotros, sino que nosotros podemos hacer lo mismo que Él hizo con la tentación.

Lectura del santo Evangelio según san Marcos 1,12-15

En aquel tiempo, el Espíritu impulsó a Jesús a retirarse al desierto, donde permaneció cuarenta días y fue tentado por Satanás. Vivió allí entre animales salvajes, y los ángeles le servían. Después de que arrestaron a Juan el Bautista, Jesús se fue a Galilea para predicar el Evangelio de Dios y decía:

Se ha cumplido el tiempo y el Reino de Dios ya está cerca. Arrepiéntanse y crean en el Evangelio.

Palabra de Dios. Gloria a Ti Señor Jesús.

Profesión de Fe

Escuche el Audio de la Profesión Universal de Fe (Credo Nicea-Constantinopla)
Creo en un solo DIOS, PADRE todopoderoso,
Creador del cielo y de la tierra,
de todo lo visible y lo invisible.
Creo en un solo Señor, JESUCRISTO,
Hijo único de Dios,
nacido del Padre antes de todos los siglos:
Dios de Dios, Luz de Luz.
Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado,
de la misma naturaleza del Padre,
por quien todo fue hecho;
que por nosotros los hombres
y por nuestra salvación, bajó del cielo;
y por obra del Espíritu Santo
se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre.
Y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado,
y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo,
y está sentado a la derecha del Padre;
y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos  y su reino no tendrá fin.
Creo en el ESPÍRITU SANTO,
Señor y dador de vida,
que procede del Padre y del Hijo,
que con el Padre y el Hijo,
recibe una misma adoración y gloria,
y que habló por los profetas.
Creo la iglesia,
que es una, santa, católica y apostólica.
Confieso que hay un solo bautismo
para el perdón de los pecados.

Espero la resurrección de los muertos
y la vida del mundo futuro.

Amén.

Oración de los Fieles

La Palabra de Dios nos ha mostrado que es posible vencer el mal, porque la gracia del Resucitado actúa en el corazón de cada uno de nosotros. Para renovar nuestra confianza en el Señor, presentémosle ahora nuestras súplicas. Oremos diciendo:

R. Señor, aumenta nuestra confianza en ti.

Para que la Iglesia confíe siempre en la fuerza de Jesucristo, y siga predicando con valentía y gozo el Evangelio al mundo. Roguemos.

Para que el Señor revitalice a quienes forman parte de las organizaciones sociales o políticas que luchan por construir un mundo más justo y pacífico. Roguemos.

Para que cesen las divisiones y discordias que tanto dolor provocan a las familias y a otros grupos humanos. Roguemos.

Para que no nos acostumbremos a vivir en el pecado o en la mediocridad, sino que luchemos por una vida más conforme a la voluntad de Dios. Roguemos.

Para que nuestros niños y jóvenes crezcan con grandes ideales y aprendan a rechazar las tentaciones que buscarán confundirlos. Roguemos.

Para que en esta última etapa de preparación al Bautismo, la Confirmación y la Eucaristía, los catecúmenos confíen cada vez más en la obra que Dios está realizando en su vida. Roguemos.

Para que aquellos que participamos de esta celebración sepamos ponernos en las manos del Señor, de manera que junto a Él podamos superar las tentaciones de nuestra vida. Roguemos.

Padre santo, en tu Hijo cada uno de nosotros ha vencido el pecado y la muerte. Te rogamos, entonces, que la fuerza de la Pascua sostenga nuestro camino cuaresmal y nos haga cada día más semejantes a Él. Que vive y reina por los siglos de los siglos.

Por Jesucristo, nuestro Señor Amén.

Oración del Padre Pío para después de la Comunión

Has venido a visitarme Como Padre y como amigo Jesús, no me dejes solo. ¡Quédate Señor conmigo! Por el mundo envuelto en sombras Soy errante peregrino Dame tu luz y tu gracia ¡Quédate Señor conmigo! En este precioso instante Abrazado estoy contigo Que esta unión nunca me falte ¡Quédate Señor conmigo!
Acompáñame en la vida Tu presencia necesito Sin ti desfallezco y caigo ¡Quédate Señor conmigo! Declinando está la tarde Voy corriendo como río al hondo mar de la muerte. ¡Quédate Señor conmigo! En la pena y en el gozo Sé mi aliento mientras vivo Hasta que muera en tus brazos Quédate Señor conmigo!
fb_profile3

La Cuaresma en Familia

La decisión de vivir la cuaresma en familia es un apoyo valioso, pues nos lleva a hacer un alto en el camino para repensar las decisiones y acciones. Dios no es ajeno a nuestra vida, sino nuestro Creador y Padre; la Iglesia no es la extorsionadora con ideas y prácticas superadas, sino la familia de los hijos de Dios, de los hermanos de Cristo Jesús; la cuaresma no es un tiempo anticuado y fastidioso, de penitencias insulsas ya caducas, sino tiempo de gracia, de revisión y conversión que nos lleva a la fiesta del amor renovado.

Dios hizo buenas todas las cosas, especialmente al ser humano –varón y mujer- los hizo “muy bien”, “a su imagen y semejanza” y a quienes encomendó crecer y multiplicarse, usando sabiamente de todo lo creado; pero Adán y Eva sucumbieron a la tentación, queriendo ser como dioses. De ahí que nosotros, como todo ser humano, nacemos y vivimos con la inclinación a pecar. Pero Dios no nos abandonó, sino que prometió enviar un Salvador. La Alianza que Dios estableció con Noé, con Abrahám y sobre todo con Moisés, son anuncio de la Alianza que realiza con nosotros por su Hijo Jesucristo, quien para ello murió en la cruz y resucitó, venciendo a la muerte.
Durante la cuaresma en familia, vamos a ir viviendo estas diversas Alianzas de Dios con su pueblo –especialmente los primeros domingos de cuaresma-, Alianzas que nos llevan a la suprema Alianza de Jesucristo.

¿Qué podemos hacer en familia para vivir la cuaresma? Muchas cosas, yo sugiero sólo algunas:

  1. Recuperar el sentido de un Dios que nos ama como Creador y Padre, ante quien hemos de ser agradecidos. Para ello cultivar constantemente la relación con Dios como Padre Bueno; recitar muchas veces, con confianza, la oración que Jesús nos enseñó, del “Padre nuestro”, disfrutándola, meditándola, practicándola. Cultivar la actitud de ser agradecidos con Dios: por la vida que nos concede, cada día como una novedad, el tener familia, trabajo, el tener amigos, el poder ir saliendo adelante…
  2. Recuperar el sentido de nuestros pecados. Todos hemos pecado, reconocerlo es un signo de valentía y humildad. Pero los reconocemos ante un Dios que es lento para enojarse y generoso para perdonar, clemente y compasivo. Ayuda saber pedir perdón y perdonar en familia, lo cual no nos rebaja sino que nos ennoblece, especialmente a los adultos, así los niños y los adolescentes también aprenden a pedir perdón. Perdonar y pedir perdón en familia, fortalece la cercanía y la confianza, que cada uno se sepa digno y valioso.
  3. Atreverrnos a cultivar la actitud del hijo pródigo, que se anima a regresar a la casa paterna confiando en que su padre no lo rechazará. Promover en la relación familiar a darnos tiempo para escucharnos, especialmente escuchar a quien ha vivido una experiencia negativa y dolorosa. También en familia, animarnos y prepararnos a la confesión individual, especialmente en este tiempo de cuaresma.
  4. Gozar la fiesta del perdón y del reencuentro que Dios Padre organiza en beneficio nuestro. El sacramento de la reconciliación es la delicia del perdón que Dios nos regala; la Eucaristía es la fiesta de Cristo Jesús que se ofrece en sacrificio a Dios Padre y en banquete como Pan de vida eterna a nosotros.

Los valores que implican estas actitudes, han de ir siendo cultivados desde la más tierna infancia, con la convicción de que nosotros los hemos experimentado y hemos gozado de sus frutos y ahora anhelamos que los pequeños y los jóvenes los vivan también. Tengamos en cuenta que los hábitos se forman a través de frecuentes conductas. Los buenos hábitos no son sólo fruto de estudio y reflexión, sino sobre todo fruto de obras buenas que se aman, de esta manera se convierten en convicciones que se expresan en los muy variados momentos de la vida, alegres o adversos.

De esta manera la penitencia cuaresmal –incrementando la oración, el ayuno y la limosna- no es la fatiga de algo molesto y cansado, sino el baño saludable que nos regenera en la condición de hijos de Dios. La Cuaresma, así, nos lleva al gozo de la Pascua, para compartir el paso de Cristo: del dolor de la muerte en la Cruz a la alegría de su resurrección.

Lecturas de la Semana

Lunes 23 Feb. 2015
Levítico 19, 1-2. 11-18
Salmo 18
San Mateo 25, 31-46

Jueves 26 Feb. 2015
Ester 4, 17
Salmo 137
San Mateo 7, 7-12

Martes 24 Feb. 2015
Isaías 55, 10-11
Salmo 33
San Mateo 6, 7-15

Viernes 27 Feb. 2015
Ezequiel 18, 21-28
Salmo 129
San Mateo 5,20-26

Miércoles 25 Feb. 2015
Jonás 3, 1-10
Salmo 50
San Lucas 11,29-32

Sábado 28 Feb. 2015
Deut. 26, 16-19
Salmo 118
San Mateo 5, 43-48

Avisos Parroquiales y eventos

Parqueo

Recordamos a los que utilizan el paqueo, favor depositar la contribución en la alcancía a la entrada del Templo. Que el Señor bendiga su generosidad.

INA

Curso de Manipulación de Alimentos.
Durante el mes de febrero. Información en la Oficina Parroquial o al
Teléfono: 2239-8874.

Sesión de Información para el programa de Recursos Humanos, Martes 17 de marzo a las 6:00 p.m. Para más información llamar a la oficina 2239-8874 ,con Alonso.

Cofradías de La Virgen

Cordial invitación a las mujeres que quieran participar esta semana Santa.
Información con Rebeca Badilla
Teléfono: 8879-5201

Inicio de Catequesis: Domingo 01 de Marzo 2015.

Pastoral Social

La Pastoral Social le recuerda aquellas personas que por diversos motivos requieren atención en las áreas de Medicina General (para personas sin seguro médico) y Psicología (todos), favor de contactase con la oficina Pastoral para lograr ser atendidos por los profesionales respectivos.
Teléfono: Para más información llamar al 2239-7457.

Capilla de Adoración Eucarística Perpetua

Les invitamos a comprometer con el Señor una Hora Santa, a la semana, buscamos reforzar la Adoración en algunas horas claves:

Períodos
Madrugada Mañana Tarde
Martes 1 am
Martes 2 am
Lunes 10 am Sábado 4 pm
Domingo 1 pm
Lunes 3 pm

Ahora bien si le inquieta realizar su Hora Santa en otro horario también sean bienvenidos.
Información: Jorge Solís, 8826-6658

Otros Avisos Parroquiales

Leave a Reply

Chat en Vivo de la Parroquia

)
    is typing...

    Complete el formulario para enviarnos un mensaje.

    Enviar Mensaje Cancel